Blog header

No te quedes hablando solo

No-te-quedes-hablando-solo.jpg

19 Sep No te quedes hablando solo

No-te-quedes-hablando-solo.jpg

Starbucks, con sus más de 4 millones de seguidores en Twitter y Justin Bieber, que está a punto de llegar a los 45 millones de seguidores, tienen mucho en común.

- Uno vende café. El otro discos, bueno, mejor dicho CDs o canciones en formato MP3 (menos en España, donde se bajan sus canciones de la web porque son "gratis").

- Uno habla sobre sus productos y servicios, y también aprovecha el mundo 2.0 para interactuar con sus clientes. El otro habla sobre sobre sus playeras Adidas por las que cobra un dineral, sus emociones y su nueva mascota, un hámster llamado Pac. Y se me olvidaba, también se comunica con sus clientes.

A pesar de que hay un cierto parecido entre todos los usuarios 2.0, quizás por aquello de ser virtuales, la verdad es que la manera de afrontar la cuenta debería ser radicalmente diferente y os lo cuento a continuación:

- las personas contamos nuestras impresiones y emociones, como el gran resultado de nuestro equipo favorito de baloncesto. Una cuenta corporativa no debería estar twitteando sobre el deporte salvo que sea la marca Adidas. Como mucho, un "enhorabuena al equipo de Sondika por su gran victoria".

- las personas tenemos opiniones y nos deberíamos alegrar cuando gana las elecciones nuestro partido político. Las empresas se "alegran" cuando ganan más dinero (por lo menos a grandes rasgos).

- las personas podemos hablar a solas y podemos twittear a solas: 120.000 twitts y 120 seguidores porque queremos contar nuestras ideas a los cuatro vientos. Pero para una empresa esto es una pérdida de tiempo, una inversión poco rentable. Mejor invertir el ratio con 120 twitts y 120.000 seguidores porque si vendemos 1 producto por cada 120 seguidores en el primer caso solo tenemos una venta mientras que en el segundo caso tenemos 1.000 ventas. Turiskopio por ejemplo prefiere 1.000.

Mi recomendación, a) si tienes una empresa, b) estás en Twitter y c) quieres vender más: mensajes claros sobre tu producto que lo diferencien de la competencia. Comunicación bidireccional, escuchando lo que te dicen tus clientes, o en este caso, seguidores. Y si no tienes más que 120 seguidores, cambia de estrategia que estás perdiendo el tiempo. Una buena sesión de autoanálisis, reflexión junto con algo de design thinking para que no te quedes hablando solo como alguien que voló sobre el nido del cuco.

En el curso que impartiré mañana en Bilbao Ekintza hablaremos sobre estos temas y muchos más.

Imagen cortesía de Angelines Padrón, más conocida en el mundo creativo como flequillo.

Tags: Comunicación estratégica

Subscribete al blog

Ultimos posts