Blog header

La P y las otras 3 p´s del marketing mix

11 Mar La P y las otras 3 p´s del marketing mix

¿Puedes enumerar las 4 P´s del "marketing mix"? El fenómeno WhatsApp me ha hecho reflexionar sobre uno de ellos.

Product (or service): todo aquello (tangible o intangible) que se ofrece a un mercado para su adquisición, uso o consumo y que puede satisfacer una necesidad o un deseo.

Caso WhatsApp: un producto de mensajería/chat en tiempo real para móviles.

Promotion: el esfuerzo de marketing/ventas propiamente dicho, es decir, informar al cliente de la existencia del producto/servicio y sus bondades.

Caso WhatsApp: desconozco su inicio, pero todo el mundo se mete por el boca a boca, porque lo tenemos todos y no te quieres quedar fuera de los planes y el cotilleo.

Place: dónde comercializar el producto o el servicio que se ofrece. El internet ha cambiado todo porque ahora los productos y servicios se pueden comprar en cualquier lugar del mundo y no hace falta una tienda "real" de ladrillo.

Caso WhatsApp: lo puedes descargar estando en la playa, viendo un concierto de Justin Bieber o en un bar mientras te tomas una caipirinha.

Price: Creo que este no lo tengo que explicar. Digamos que se puede resumir en barato, normal o caro, y todo ello teniendo en cuenta la relación calidad/precio.

Caso WhatsApp: pasa de ser gratuito a cobrar $0,99 y se ha montado la revolución, pero no podemos olvidar que España es líder mundial en descargas ilegales y que nos gusta el trapicheo/cuentas B. En España todo lo que se puede bajar de internet es, salvo que se demuestre lo contrario, gratis con lo que no me queda otra que desearles mucha suerte a los WhatsApp para que no se convierta en "WhatUsedToBeUp". Dicho con un lenguaje más técnico, la elasticidad de demanda se ha vuelto rígida como consecuencia de la gran cantidad de opciones alternativas que ofrece internet.

Aunque el caso de WhatsApp me parece interesante para cotillear con mis amigos en uno de los grupos del propio WhatsApp, lo importante es lo que este cambio de precios conlleva. Yo siempre he tenido claro que una vez que bajas los precios no los puedes subir. El cliente se acostumbra a pagar menos y no acepta "volver a la realidad".

Yo no tengo un hotel y por lo tanto como cliente potencial quiero los precios baratos, tirados a ser posible, y ahora con todas las ofertas tipo Groupon se pueden conseguir chollos de verdad. Aunque estas ventas consiguen paliar parcialmente la caída de ingresos de los hoteles es “pan para hoy, hambre para mañana” porque nos vamos a acostumbrar a decir "yo no pago nunca el precio, espero a un descuento del 50%".

A largo plazo los hoteles, que son mis clientes (entre otros), van a sufrir, y con ellos, yo. Por el contrario yo propongo la diferenciación, experiencias únicas por las que el cliente esté dispuesto a pagar una prima. En eso consiste mi trabajo, crear vacas púrpuras para que los hoteles no sean los baratos de "sol y playa" que tanto ha perjudicado al turismo de España, sino los que tiene una buena relación calidad/precio y que compiten ofreciendo paella, vino, cultura y arte. Apliquémonos ese "Spain is different".

Tags: Comunicación estratégica, Reflexiones

Subscribete al blog

Ultimos posts